Lunes, 27 Febrero 2017
Chinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianRussianSpanish
MENU
   CULTURA Y FIESTAS »  SEMANA SANTA
Galería fotográfica
Vídeos
 
   CULTURA Y FIESTAS »  SEMANA SANTA

SEMANA SANTA

La Semana Santa de Loja fue declarada en el año 2003 como Fiesta de Interés Turístico Nacional de Andalucía, principalmente por conservar valores auténticos y diferenciadores, además de poseer un buen bagaje cultural y religioso. La Semana Grande de Loja, se presenta como todo un evento de carácter antropológico, donde se ponen de manifiesto una serie de valores y costumbres arraigadas en el tiempo, presentando, desde sus orígenes, en el s. XVI, una continuidad promovida por el verdadero sentir y el tesón de un pueblo, que año tras año hace que sigan vivas las costumbres de sus antepasados. 

Entre sus particularidades destaca la figura de "Los Incensarios", grupos de 8 miembros denominados “corrías”, que van tocados con el ‘morrión’, un capirote revestido de seda o raso y profundamente decorado con abalorios. Su existencia está datada desde 1765 y simulan una guardia que, convencida de la inocencia de Jesús,  le rinde homenaje quemando incienso. De ahí que sus movimientos tengan reminiscencias militares.

Actualmente, cada hermandad tiene su propia corría de Incensarios, que entran y salen del desfile procesional en lugares preestablecidos con anterioridad. Además de los movimientos, cuatro diferentes: sencillo, trabajoso, cruz y cuadro, y cruz y cuarta, que cada uno depende de a quien se le haga, Los Incensarios tienen su propio cante denominado “sátiras”, estrofas en las que cada miembro canta un trozo, incluso el público interviene y canta algunas frases.

Sátira cantada a la Virgen:
Todas las madres tienen pena
pero la tuya es mayor
crucifican a tu hijo
al pie del Altar Mayor

Sátira cantada al Cristo Crucificado:
Fijarse como lo llevan
al Cristo de los Favores
con una lanza en el pecho
que acabó con sus dolores

Entre el Martes y el Viernes Santo se puede ver a Los Incensarios dando sus “golpes”. Aunque el momento álgido de la Semana Santa de Loja es la procesión del Viernes Santo por la mañana, compuesta por cuatro pasos. En ella, se puede disfrutar de la corría de la Pescá, una de las más tradicionales de la ciudad. De entre los golpes que tiene la procesión destacan el del Barrio Alto (las Cuatro Esquinas) y el del encuentro en la Carrera de San Agustín.

Además de Los Incensarios, en la procesión del Viernes Santo por la mañana se puede ver la famosa ‘corriílla’, en la que los horquilleros portan en una veloz carrera de cien metros los pesados tronos hasta llegar a la Ermita de Jesús Nazareno donde se encierran. Este encierro reúne a miles de personas. Este día, además, se puede ver a figuras tan tradicionales en Loja como Los Puches (agrupación de tambores que recuerdan al Tío Puche-Puche), personaje que acompañaba a la imagen de nuestro Padre Jesús Nazareno con su toque de tambor; los Armaos que simulan a la guardia pretoriana del César que custodiaba a Jesús; o los Pediores que van pidiendo donativos para las hermandades con unas tazas de plata.

Otro grupo especial de nuestra Semana Santa son los Tambores Negros que acompañan al Cristo Crucificado en la procesión del Silencio del Jueves Santo, vistiendo rigurosamente de luto. Aunque desde los días anteriores se pueden oír tocando por las calles de Loja anunciando su muerte. Merece la pena ver el tributo que hacen al Cristo a la salida, en la recogida, y en la Plaza de la Constitución.